Artauro se inspira del toro bravo, uno de los símbolos de la cultura e historia Española y en el mundo que lo rodea, emana desde estos, sus originales diseños de alta relojería.

A lo largo de miles de años, el toro fue uno de los máximos exponentes simbólicos que el hombre encontró en el cosmos para referirse a sus dioses. Culturas como las de Mesopotamia, Egipto, la India, Creta, Grecia, Roma o la Península Ibérica, convirtieron al toro en emblema de la inmortalidad y de la luz: en el símbolo del dios de la semilla o del grano de trigo, que muere en el seno de la tierra para dar fruto. Las virtudes más nobles de la humanidad siempre se han sublimado en los dioses. Y el toro, como cristalización simbólica de lo sagrado, era ya el depositario de aquellos valores eternos, de los anhelos y aspiraciones más profundas y universales, que a lo largo de los siglos han servido de impulso e inspiración para toda la humanidad.

Y en España, a través de su historia, el pueblo español fue convirtiendo al toro en el protagonista de su cultura, de sus fiestas y de muchas de sus creencias. Desde la Edad Media y, sobre todo en la época del Barroco, las más importantes celebraciones del momento, tanto políticas, como religiosas, populares o institucionales, se celebraban con encierros y corridas de toros, como las bodas o nacimientos de los miembros de las casas reales o de la aristocracia, al igual que las canonizaciones de santos o la bendición de templos y catedrales, por parte de la Iglesia.

Artauro nace en España, de la mano de Juan Moragas Francés y su esposa Magdalena Ferrera Martínez. Aunque ambos son nacidos en España, poseen una amplia experiencia de más de 25 años en Suiza, trabajando codo con codo, para importantes y conocidas empresas relojeras internacionales con sede en ese país. Deciden, sin embargo, regresar a España en el año 2002, donde fundan en Córdoba la sociedad Moragas Technologie S.L.L. que pasa a ser la primera empresa española fabricante y proveedora de componentes de alta precisión para mecanismos de relojería suiza.

Juan y Magdalena han dedicado varios años a la concepción, desarrollo y conceptualización de Artauro.

Una de las innovaciones que aporta Artauro es la utilización de materiales nunca antes aplicados en el mundo de la relojería. Vale la pena destacar a modo de ejemplo, que uno de estos materiales es el asta de toro bravo. Todos los componentes de Artauro se fabrican en España por Moragas Technologie, S.L.L. salvo las correas y algunos mecanismos, que son de fabricación artesanal Española y Suiza, respectivamente.

Cada uno de los relojes Artauro, es un ejemplar único y numerado. Los guardatiempos Artauro están destinados a los coleccionistas y los amantes del reloj de lujo exclusivo, y obviamente también a todas aquellas personas fascinadas por este maravillo y poderoso animal que es el toro bravo.

Juan & Magdalena Moragas-Ferrera